Noticias

Comienza el contenido principal

España debe ser objeto de producciones audiovisuales porque el retorno para la industria y para la economía del país es muy elevado

| Noticias | Cultura, Deporte y Entretenimiento

I Encuentro Internacional de Producción Audiovisual

España debe ser objeto de producciones audiovisuales porque el sector ofrece importantes retornos, tanto directos como indirectos, en la economía del país.

Así lo puso de manifiesto Patricia Motilla, Socio de Andersen Tax & Legal y responsable del departamento de Cultura de la firma en España, durante el I Encuentro Internacional de Producción Audiovisual que la firma celebró en Madrid y que inauguró Jaime Montalvo, Director de Proyectos de ICEX-Invest in Spain. El evento contó con la participación de Ciro Serio, Of Counsel de la oficina de Andersen Tax & Legal en Roma, Pierre Bouley, Socio de la oficina de Andersen Tax & Legal de París, Karoly Radnai, Socio de la firma colaboradora de Andersen Global en Hungría, Orientax, y Nuno de Oliveira Garcia, Socio de Andersen Tax & Legal en Lisboa.

Durante la jornada, los participantes hicieron hincapié en que la producción audiovisual es un sector clave para la generación de riqueza, empleo e imagen de los países. En concreto, resaltaron que un rodaje internacional no solo tiene un impacto directo en el empleo y economía del sector sino que genera un efecto tractor en otros sectores como el turismo o la inversión, por lo que es importante ofrecer condiciones beneficiosas para los rodajes.

En este punto, Jaime Montalvo resaltó el apoyo del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) y el ICEX al sector audiovisual y el aumento de los incentivos fiscales y valoró que el sector privado ayude a las instituciones a saber los aspectos en los que es más necesario incidir y puso como ejemplo empresas que, como Andersen Tax & Legal, “incorporan un nivel de especialización y conocimientos que permite ayudar al sector y a las administraciones a desarrollar la labor de promoción del país y afrontar nuevos retos”.

Los representantes del equipo Audiovisual de Andersen en Europa analizaron los beneficios fiscales que las producciones pueden tener en los distintos países, los requisitos necesarios para conseguirlos y las sinergias que se pueden crear con las coproducciones internacionales. En concreto, se puso de manifiesto que un rodaje en Italia puede estar financiado hasta el 100%, que las bonificaciones fiscales son muy elevadas en Francia y Hungría y que Portugal dispone de un fondo para la financiación audiovisual que en 2018 alcanzó los 30 millones de euros.

En España, apuntaron, ha llegado el momento de poner en valor los factores de competitividad del sector y dar un paso más para no solo acoger producciones internacionales sino liderar rodajes paneuropeos.

Fin del contenido principal