Noticias

Comienza el contenido principal

Los cambios normativos obligan a las empresas a ser más rigurosas en la planificación del cierre fiscal de 2018

| Noticias | Derecho Fiscal

Jornada sobre Actualización fiscal: cierre fiscal 2018 y novedades legislativas 2019

Andersen Tax & Legal ha alertado sobre la importancia de una adecuada planificación del cierre fiscal de 2018 del Impuesto sobre Sociedades, teniendo en cuenta la última doctrina administrativa y jurisprudencial, además de los escasos cambios en la normativa del impuesto para el ejercicio 2018 y los cambios normativos previstos en el acuerdo sobre los Presupuestos Generales del Estado para 2019 o los anteproyectos de Ley sobre Prevención y Lucha Contra el Fraude, Impuesto sobre Transacciones Financieras o Impuesto sobre determinados Servicios Digitales.

Así se puso de manifiesto durante las jornadas sobre Actualización fiscal: cierre fiscal 2018 y novedades legislativas 2019 que Andersen Tax & Legal organizó en sus oficinas de Madrid y Valencia, en la que participaron los socios de la firma Enrique Vázquez, Miguel Ángel Galán y Paula Caro, junto a José Rivaya, Inspector Coordinador de la Oficina Técnica de la Dependencia Regional de Inspección de Valencia, y Elena Guerrero, Jefa de Equipo Regional de Inspección en la Delegación Espacial de Madrid.

Durante su intervención, Enrique Vázquez analizó las principales cuestiones a tener en cuenta de cara al cierre fiscal de este ejercicio, como son las reglas de imputación temporal, actividad económica y entidades patrimoniales, reglas de valoración, etc. En este punto, hizo hincapié en las ventajas de la consolidación fiscal, así como en una reciente consulta de la Dirección General de Tributos que analiza un supuesto de un reparto puntual de dividendos a una sociedad holding y que le provoca tener el carácter de entidad patrimonial.

A continuación, expuso los cambios normativos previstos en el acuerdo sobre los Presupuestos Generales del Estado para 2019 o los anteproyectos de Ley sobre Prevención y Lucha Contra el Fraude, Impuesto sobre Transacciones Financieras o Impuesto sobre determinados Servicios Digitales. En concreto, se centró en las ventajas que podría suponer la modificación de la Ley General Tributaria por el Anteproyecto de Ley sobre Prevención y Lucha Contra el Fraude y, en concreto, el apartado de reducciones por Actas con acuerdo y en la presentación de declaraciones extemporáneas. Estas medidas, dijo, “pueden implicar un aumento recaudatorio, una menor conflictividad y una facilidad para los contribuyentes”.

Por su parte, Miguel Ángel Galán explicó las reducciones por reserva de capitalización y las novedades en la reducción por cesión de intangibles. Asimismo, enfatizó las limitaciones existentes en la normativa del impuesto a la hora de compensar bases imponibles negativas y deducciones, al tiempo que puso de manifiesto las pocas deducciones que se mantienen en la norma. En este punto, analizó situaciones en las que el impuesto sale a pagar pese a existir pérdidas de ejercicios anteriores, especialmente en el caso de grandes empresas, y apuntó que “la existencia de los pagos fraccionados mínimos está obligando a las empresas a adelantar impuestos para solicitar su devolución al presentar la declaración anual, lo que en los últimos años ha forzado a las compañías a financiar los pagos fraccionados”.

Por lo que respecta a beneficios fiscales aplicables a pequeñas empresas, Galán explicó el régimen de las Entidades de reducida dimensión y destacó la posibilidad de aplicar el tipo reducido del 15% para las entidades de nueva creación, exceptuando determinados supuestos en los que no se puede aplicar dicho tipo de gravamen por no tratarse de nuevas actividades o por discutirse la actividad económica.

Fin del contenido principal