Noticias

Comienza el contenido principal

La UE busca blindar el mercado único ante el Brexit

| Noticias | Derecho Fiscal / Derecho Mercantil / Derecho Público y Regulatorio

La salida del Reino Unido de la UE sin acuerdo implicará la aplicación de aduanas y nuevos controles con un aumento considerable de los costes destinados a la circulación bienes y servicios y retrasos en el transporte. Un Brexit ordenado permitiría mantener las relaciones y negocios aplicando normativa internacional en acuerdos, fusiones, reestructuraciones o insolvencias

La salida del Reino Unido de la UE tiene implicaciones institucionales, empresariales y económicas y es por ello que la Unión Europea se ha puesto como prioridad blindar el mercado único para proteger al ciudadano y sus negocios, con el fin de mantener la estabilidad en Europa. Con la vista puesta en la decisión de los 27 Estados Miembros sobre la prórroga, la tramitación del Withdrawal Agreement Bill por parte del Parlamento británico y la propuesta del presidente Boris Johnson de convocar elecciones, el escenario deseable sería alcanzar un acuerdo pero la realidad es que la posibilidad de un Brexit duro sigue estando sobre la mesa.

Así se puso de manifiesto durante la jornada organizada por Andersen Tax & Legal sobre el comercio internacional tras el Brexit, que inauguró Jaime Olleros, Socio Director de Andersen Tax & Legal en España, y José Vicente Morote, European Legal Coordinator de Andersen en Europa, y en la que participó Jochen Müller, Director Adjunto de la Representación de la Comisión Europea en Madrid, María Dolores Aguirre, responsable de Aduanas de ITP Aero, Paul Finlan, Socio del despacho británico Duane Morris, Stefan Kraus, Socio del área Mercantil de Andersen Tax & Legal en Alemania, Gonzalo Cerón, Socio responsable del área Mercantil de Andersen Tax & Legal en España, Belén Palao, Socia de la firma y responsable del área de Aduanas e Impuestos Especiales, e Ignacio Aparicio, Socio y Corporate Legal Coordinator de Andersen en Europa.

Según explicaron los expertos durante la jornada, en el marco de una potencial salida abrupta del Reino Unido, este pasaría a tener automáticamente la consideración de tercer estado en sus relaciones comerciales con la Unión Europea, por lo que los intercambios comerciales se regirían por las normas de la Organización Mundial de Aduanas, restableciendo así tanto las formalidades aduaneras como las medidas de carácter comercial aplicables a los movimientos.

Asimismo, en el ámbito fiscal, la ausencia de acuerdo implicaría la eliminación de todas las simplificaciones previstas en materia de IVA y de los impuestos especiales de fabricación aplicables a los Estados Miembros.

“En este momento, lo más importante es blindar el mercado único”, sostuvo Jochen Müller, para lo que apostó por mantener el acuerdo adoptado, contemplando el periodo de transición, con el objetivo de proteger al ciudadano, evitar la interinidad del mercado único y garantizar la paz en Irlanda.

Durante estos años, apuntó el representante de la Comisión Europea, algunas empresas han tomado la decisión de no invertir en Reino Unido y las consecuencias podrían ser más drásticas con un no acuerdo. No obstante, aseguró, “en la UE estamos preparados”, al tiempo que apeló a la sensatez y se mostró optimista para que en unos años se pueda tener una estrecha relación comercial.

Por su parte, Ignacio Aparicio explicó que un alto porcentaje de empresas de todos los sectores no tiene un plan establecido para afrontar el Brexit y recordó que afecta a todos los servicios transfronterizos, logística y suministros que tendrán que adaptarse a la nueva situación marcada por cambios en el IVA, aduanas, contratos, cobertura laboral, etc.

El abogado británico lamentó la incertidumbre que la situación política está generando a las empresas y a la economía en el Reino Unido y en Europa, disuadiendo nuevas inversiones. Asimismo, indicó que las empresas británicas, principalmente las de menor tamaño, no están preparadas para afrontar la salida de la UE.

En cuanto a la dimensión corporativa de las empresas, Gonzalo Cerón consideró que un acuerdo permitiría mantener los negocios como hasta ahora, dado que actualmente la mayoría de acuerdos, fusiones, reestructuraciones, insolvencias, etc. tienen una dimensión internacional e implica aplicar la normativa internacional y las específicas de cada país.

Por su parte, Belén Palao se refirió a las implicaciones en aduanas e impuestos indirectos que implica la salida del Reino Unido, que necesitará aprobar acuerdos de reciprocidad con cada uno de los países de la UE y se aplicarán nuevos controles específicos, agrícolas, fitosanitarios, químicos… que suponen un aumento considerable de los costes que una empresa destina para la circulación de sus bienes y servicios.

Así, instó a las empresas a elaborar un esquema de trabajo que permita, por un lado, valorar el coste administrativo asociado a todos los cambios a implantar en materia de declaraciones, control y gestión de estos movimientos y, por otro, el coste aduanero y fiscal derivado de la introducción de fronteras y la imposibilidad, en ciertos casos, de recuperar las cuotas de IVA a la importación, obligando a revisar el contenido de los contratos de cara a reducir el impacto fiscal.

En esta línea, la responsable de Aduanas de ITP Aero analizó los planes adoptados por su compañía ante el Brexit y explicó que las aduanas y controles, además del aumento del coste en la exportación e importación de productos, conllevarán retrasos en el transporte de productos. Igualmente, se refirió a la necesidad de revisar el origen de materiales y productos que utiliza la compañía a la hora de vender a Reino Unido o terceros países, porque la normativa puede variar respecto a los de la UE.

Finalmente, Jaime Olleros destacó la importancia de la jornada en un momento como el actual, las consecuencias jurídicas, desde el punto de vista fiscal, aduanero y corporativo, que se pueden derivar de la salida de Reino Unido de la UE y la implicación de Andersen en cuestiones de transcendencia internacional. José Vicente Morote, por su parte, sostuvo que el evento se enmarca en una serie de jornadas sobre el Brexit que la firma está realizando en Europa.

 

Puede ver más información sobre las consecuencias del Brexit aquí.

Fin del contenido principal